La Importancia de Conocer la Verdad acerca de Dios

Cada religión está basada sobre alguna concepción acerca de Dios. Cuando hablamos del cristianismo, debemos primeramente comenzar o empezar con algún entendimiento de Dios y “quién es Él.” La mayoría asumen que todos los cristianos tienen la misma idea acerca de Dios Quién Él es y sus características, todavía es asombroso que dentro de la cristiandad, hay muchas ideas acerca de Dios. El propósito de este estudio es examinar que es lo que la Biblia revela concerniente a la verdad acerca de Dios. Vamos primero miremos a Dios dando sus mandamientos en el monte Sinaí.

“Y habló Dios todas estas palabras diciendo: “Yo soy Jehová tu Dios que te sacó de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre. No tendrás dioses ajenos delante de mí.” (Éxodo 20:1 al 3) Quién esta hablando aquí? El Señor (en Hebreo Jehová o Yahweh) tu Dios dice: “No tendrás dioses ajenos delante de mí.”

Veamos como Jesucristo respondió a un hombre preguntando acerca del más importante deber para un cristiano.

“Acercándose uno de los escribas, que los había oído disputar, y sabía que les había respondido bien [Jesús], le preguntó: ¿cuál es el primer mandamiento de todos?, y Jesús respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es; y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que estos. Entonces el escriba dijo: Bien Maestro, verdad has dicho, que uno es Dios, y no hay otro fuera de Él.” (Marcos 12:28 al 32)

¿A quién estamos requeridos de amar con todo nuestro corazón, toda nuestra alma y con todas nuestro fuerzas y mente? Si nos es requerido, amar al Señor, nuestro Dios, con todo nuestro corazón entonces tendremos que entender quién Él es. Es muy difícil amar a alguien a quien nosotros no conocemos; y imposible amarlo con todo nuestro corazón. Si nosotros queremos amar a Dios con todo nuestro corazón, entonces tendremos primero que aprender a conocer y apreciar su carácter. Esto sólo puede ser hecho aceptando el testimonio de las escrituras en este tema.

Nosotros estamos instruidos a seguir a Cristo como nuestro ejemplo. “Él que dice que permanece en Él, debe andar como Él anduvo.” (1 Juan 2:6) ¿A quién Cristo amó con todo su corazón, y adoró? ¡Su Padre! Jesús proclamó a la mujer en el pozo: “Vosotros adoráis a lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los Judíos. Más la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.” (Juan 4:22, 23) Cristo dijo que Él adoró al Padre.

El Dios de nuestro Señor Jesucristo

Después de que Cristo fue resucitado de los muertos por su Padre, Él dijo a María: “No me toques, porque aún no he subido a mi padre; más ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.” (Juan 20:17) Jesús sostuvo que su Padre no era sólo su Padre, sino también su Dios.

Pablo oró, Para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de Él.” (Efesios 1:17)

Jesús hablando a la Iglesia en Filadelfia dijo: “Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén la cual desciende del cielo de mi Dios, y mi nombre nuevo.” (Revelación 3:12) El Dios referido en todos los versos anteriores no es otro más que el Padre.

“Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los Profetas, en estos postreros días nos ha hablado por El Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien así mismo hizo el universo; el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma 5841 [una reproducción precisa en todo estilo*] de Su Persona, de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas, hecho 1096 [ser propio de, venir a existencia, existir, convertirse en, llegar o pasar a ser*] tanto superior a los ángeles, cuanto heredó más excelente nombre que ellos.” (Hebreos 1:1 al 4) H

El hijo de Dios fue nombrado por su Padre a ser heredero 2818 [Uno que recibe su posesión asignada por derecho de calidad de Hijo*] de todas las cosas. Y Él tiene por hereda obteniendo un nombre excelente.

“Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Mi Hijo eres tú, yo te he engendrado hoy, y otra vez: Yo seré a él Padre, Y él me será a mí Hijo? Y otra vez cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice: Adórenle todos los ángeles de Dios.… Más del Hijo dice: Tu trono, oh Dios, [El Padre se refiere a Su Hijo como Dios] por el siglo del siglo; Cetro de equidad es el cetro de tu reino. Has amado la justicia, y aborrecido la maldad, por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, [El Padre refiriéndose como a El mismo el Dios de su Hijo], con Oleo de alegría más que a tus compañeros… Pues, ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Siéntate a mi diestra, Hasta que ponga a tus enemigos por estrado a tus pies?” (Hebreos 1:5 al 13) Nota que el Padre se refiere a su hijo como “Dios” en vez de “Mi Dios”.

David escribió: “El Señor 3068 [Jehová = ‘el que existe’ el nombre propio del Dios verdadero&] dice a mi Señor 113 [Adonai], dijo a mi Señor: Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por estrado a tus pies.” (Salmo 110:1) El Padre (Jehová) dice a su Hijo (Adonai), siéntate a mi derecha.

“Y conozcan que tu nombre es Jehová; Tú solo Altísimo 5945 [El más Alto&] sobre toda la tierra.” (Salmo 83:18)

Un hombre poseído vino a Cristo: “Y clamando a gran voz, dijo ¿qué tienes conmigo, Jesús, Hijo del más Dios Altísimo5310 [El más alto, más alto de rango: el más Altísimo Dios*] Te conjuro por Dios que no me atormentes.” (Marcos 5:7) Como podemos ver el Padre de Jesucristo es conocido como el Altísimo.

Juan vio una visión en el cielo y exclamó: “Y no vi en ella templo; porque el Señor Dios Todopoderoso es el templo de ella, y el cordero.” (Revelación 21:22) Dios el Padre es quien gobierna sobre todo.

También nota en la visión de Daniel: “Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un Hijo de Hombre, que vino hasta el Anciano 6268 [avanzado de edad, viejo, envejecido] de días, y le hicieron acercarse delante de Él.” (Daniel 7:13)

Estos son algunos de los nombres que se refieren sólo a Dios, el Padre, distinguiéndolo de cualquier otro. Al Padre sólo pertenece nuestro reconocimiento como el Altísimo, el Más Alto, el Dios y Padre de todos, el Antiguo de edad, etc. El Padre es y esta sobre todo (incluyendo su Unigénito Hijo). Pablo declara que hay “Un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos y en todos.” (Efesios 4:6) Dios el Padre es sobre todo.

“Estas cosas habló Jesús, y levantando sus ojos al cielo, dijo: Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que también te glorifique a Ti… Y esta es la vida eterna: que te conozcan a Ti, el único 3441 [sólo, sin compañero*] Dios verdadero 228 Dios, y a Jesucristo, a quién has enviado.” (Juan 17:1 al 3) ¿Quién es el único Dios verdadero? ¡El Padre! Algunos pueden decir “Si Cristo es Dios y el Padre es el único Dios verdadero entonces tú podrás decir que Cristo es un Dios falso”. De ninguna manera. La palabra Griega alhqinoV que fue traducida verdad significa “real, verdadero, genuino, contrasta realidades con sus semejanzas.” * Cristo es una semejanza del único Dios verdadero.

Dios es un Dios de amor: “El cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad. Porque hay un solo Dios, y un solo mediador 3316 [uno que interviene entre dos*] entre Dios y los hombres Jesucristo hombre.” (1 Timoteo 2:4, 5) ¿Quién es ese Dios? ¡El Padre!

“Porque de tal manera amo Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna.” (Juan 3:16) ¿Quién es Dios en este verso? ¡El Padre!

“Acerca, pues, de las viandas que se sacrifican a los ídolos, sabemos que un ídolo no es nada en el mundo, y que no hay más que un Dios. Pues aunque haya algunos que se llamen dioses, sea en el cielo, o en la tierra (como hay muchos dioses y muchos señores), para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas [el Padre es la fuente de todas las cosas], y nosotros somos para él; y un Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él. Pero no en todos hay este conocimiento.” (1 Corintios 8:4 al 7) ¿Quién es el Dios de cual todas las cosas son originadas? ¡El Padre!

¿Qué acerca de Juan 1:1? ¿No está Cristo hablado aquí como Dios? veamos en el Griego original.

En 1722     arch 746    hn 2258    o 3588    logoV 3056    kai 2532

En         principio       era         el           Verbo           y

o 3588    logoV 3056    hn 2258    proV 4314    ton 3588    qeon 2316

el          Verbo         era          con            el           Dios

kai 2532    qeoV 2316    hn 2258    o 3588    logoV 3056    outoV 3778

y           Dios         era         el          Verbo      Lo mismo

hn 2258    en 1722    arch 746    proV  4314    ton  3588    qeon  2316

era         en       principio      con             el            Dios

“En el principio era el Verbo [el Hijo de Dios], y el Verbo era con [el] Dios, y el Verbo era Dios [nota: Él no es “El Dios” que era con Él]. Este era en el principio con [el] Dios.” (Juan 1:1, 2) Nota la distinción que es hecha cuando la palabra el es insertada en los lugares propios. El artículo definitivo el es en el Griego original pero fue dejado en la mayoría de traducciones en Inglés.

Atributos del Padre

Veremos algunos atributos que pertenecen a Dios, sólo al Padre. “Cuando alguno es tentado no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado 551 [no sujeto a la tentación del pecado*] por el mal, ni Él tienta a nadie.” (Santiago 1:13) ¿Quién es el Dios que no puede ser tentado? El Dios que no puede ser tentado no puede referirse al Hijo de Dios, porque Él fue tentado en todas las formas como nosotros somos tentados. “Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.” (Hebreos 4:15)

¿Algún hombre ha visto a Dios? “A Dios nadie le vio jamás; el Unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, Él le ha dado a conocer.” (Juan 1:18) Esto ciertamente no se está refiriendo al Hijo de Dios que muchos hombres lo han visto a Él.

Pablo exhortó “que guardes el mandamiento sin mácula ni reprensión, hasta la aparición de Nuestro Señor Jesucristo, la cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo Soberano Rey de Reyes, y Señor de Señores; el único 3441 [solo Él, sin compañía*] que tiene inmortalidad 110 [imperecedero, eterno- sempiterno, inmortal*] que habita en luz inaccesible; a quién ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén.” (1 Timoteo 6:14 al 16) Dios el Padre es el único que no puede morir bajo ninguna circunstancia, porque El es la fuente y el sustento de toda vida: si El moriría, entonces todas las cosas dejarían de existir. Esta cualidad, de seguro no puede aplicarse al Hijo de Dios porque ¡El fue muerto!

Jesús manifestó: Yo el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vio por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.” (Revelación 1:18) Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a Nuestro Señor Jesucristo, el gran Pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno.” (Hebreos 13:20)

¿Como entregó Cristo su vida?

“Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo.” (Juan 5:26) Aquí esta la respuesta, su vida fue dada a El, entonces El puede entregarla y sufrir muerte. “Pero vemos a aquel que fue hecho un poco menor que los ángeles, a Jesús, a causa del 1223 [motivo de, por esta razón*] padecimiento de la muerte, coronado de gloria y honra, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos.” (Hebreos 2:9)

¿En quién Cristo contó o se fió para todo esto que El hizo? Su Padre fue la fortaleza y el sustentador de su vida lo que es verdad para nosotros, Jesús dijo: “No puedo hacer yo nada por mí mismo.” (Juan 5:30) Y también dijo: “Porque separados de mí, nada podéis hacer.” (Juan 15:5)

¿Que acerca de dónde dice que en Cristo habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad?

“Porque El habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad 2320.” (Colosenses 2:9) La palabra griega qeothtoV que ha sido traducida deidad en este verso sólo fue usada una vez en la Biblia. Pablo aclara que se esta refiriendo al inicio de la carta “Por cuanto agradó al Padre que en El habitase toda plenitud.” (Colosenses 1:19) esta plenitud esta aclarada posteriormente en el siguiente verso: “Dios [El Padre] estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo.” (2 Corintios 5:19)

Cuando se dice que en Cristo estaba “toda la plenitud de su deidad,” el término deidad refiere a Dios el Padre quien es la cabeza de su Hijo. “Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo.” (1 Corintios 11:3)

La Biblia dice que nosotros también podemos ser llevados con la plenitud de Dios. “Y de conocer el amor de Cristo que excede a todo conocimiento para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.” (Efesios 3:19)

Esto es llevado a cabo por Dios permitiéndonos ser participantes de su naturaleza divina. “Por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas: para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina 2304, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia.” (2 Pedro 1:4) La palabra Griega que ha sido traducida divina también fue traducida deidad en Hechos 17:29.

Dios estaba en Cristo y Cristo puede estar en nosotros, que es nuestra esperanza de gloria. “A quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la Gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros la esperanza de gloria.” (Colosenses 1:27)

Por favor lea los siguientes versos cuidadosamente, porque ellos comparten luz interesante sobre el asunto bajo consideración. “Luego el fin, cuando entregué el reino al Dios y Padre, cuando haya suprimido todo dominio, toda autoridad y potencia. Porque preciso es el que El reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies. Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte. Porque todas las cosa las sujetó debajo de sus pies. Y cuando dice que todas las cosas han sido sujetadas a El, claramente se exceptúa aquel que sujetó todas las cosas. Pero luego que todas las cosas le estén sujetas 5293, entonces también el Hijo mismo se sujetará 5293 al que le sujeto a El todas las cosas, para que Dios sea todo en todos.” (1 Corintios 15:24 al 28)

El Hijo esta sujeto sobre su Padre ahora, y estaré por siempre. La palabra Griega upotassw que fue traducida sujeto significa esto: “arreglar bajo, subordinar, someterse al control de uno, sujetarse a sí mismo, obedecer: un termino militar griego que significa ‘preparar [divisiones de tropa] en un estilo militar bajo el comando de un líder.’ ” *

Pablo escribió sobre Cristo que El: “es la imagen 1504 [semejanza*] del Dios invisible, el primogénito 4416 [vea nota debajo] de toda creación.” (Colosenses 1:15)

Nota: La palabra Griega prwtotokoV que fue traducida primogénito significa esto: “o puede ser; nacido antes de toda creación.” (Wigram’s Greek Lexicon) “Cristo es llamado primogénito de toda creación, quien vino a ser por medio de Dios previo a todo el universo entero de las cosas creadas.” *

Miqueas profetizó, “Pero tú Belén Efrata, pequeña para entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel y sus salidas 4163 [origen&] desde el principio, desde los días de eternidad.” (Miqueas 5:2) “Quien su origen es de la antigüedad, desde los días de antigüedad.” (Miqueas 5:2 de la Versión Revisada)

Este verso nos habla acerca del Hijo de Dios cuyo origen (inicio) fue mucho antes del comienzo de este mundo; y tiempo como nosotros sabemos. Nosotros sabemos que este verso esta hablando acerca del Hijo de Dios, porque se cita en referencia a El. “Y convocados todos los principales sacerdotes, y escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo. Ellos dijeron en Belén de Judea; porque así esta escrito por el Profeta: Y tú, Belén, de la tierra de Judá; porque de ti saldrá un guiador que apacentará a mi pueblo Israel.” (Mateo 2:4, 6)

Las escrituras nuevamente afirman la maravillosa verdad que Cristo es en realidad el Hijo de Dios; nacido del Padre. En el primer verso de Proverbios 8, nos dice que la sabiduría esta hablando. ¿Quién es esa sabiduría? Verso ocho nos dice que el tiene boca y habla. Pablo escribió: “Más para los llamados así Judíos como Griegos, Cristo es el poder de Dios, y sabiduría de Dios.” (1 Corintios 1:24) “Más por El estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención.” (1 Corintios 1:30) Cristo es esta Sabiduría y nos esta hablando en Proverbios 8.

“Antes de los abismos fui engendrada 2342; antes que fuesen las fuentes de las muchas aguas. Antes que los montes fuesen formados, antes de los collados, ya había sido engendrada 2342.” (Proverbios 8:24, 25) También veamos este verso en la Biblia Inglés Básico 1965: “Cuando no había profundidades Yo había nacido, cuando no había fuentes de agua fluyentes. Antes que las montañas estuvieran en su lugar, antes de los collados fue mi nacimiento.”

El verbo Hebreo ytllwx que fue traducido engendrada, es usado en este verso, en la forma pulal: la definición para la forma pulal es la única definición que se puede aplicar aquí. Esta definición es como sigue: “hecho a retorcerse, hecho a llevar, a ser traído de.” & Este verbo en esta forma es solamente usado en tres lugares de la Biblia y aquí mencionaremos los otros lugares donde es usado. “¿Naciste Tú, primero que Adan? ¿O fuiste formado 2342 [Hebreo en la forma pulal] antes de los collados?” (Job 15:7)

“He aquí en maldad he sido formado 2342 [Hebreo en la forma pulal] y en pecado; me concibió mi madre.” (Salmo 51:5) Como se puede ver claramente, el término engendrado, puede significar nada menos que procreado o nacido. Si Proverbios 8:24, 25 estuviera tan sólo hablando acerca de una sabiduría intelectual, entonces se podría decir que en algún punto la sabiduría adquirida de Dios y que antes de ese tiempo El no tenía sabiduría. Estos versos no pueden estar hablando acerca de esto, pero no otra cosa que del origen del Hijo de Dios.

Continuemos con el resto de los versos en Proverbios capítulo 8, y aprendemos más acerca de las características de la Sabiduría.

“No había aún hecho la tierra, ni los campos, ni el principio del polvo del mundo. Cuando formaba los cielos ahí estaba Yo [Recordando Juan 1:1, el Verbo era con Dios cuando todas las cosas fueron hechas]: Cuando trazaba el círculo sobre la faz del abismo; cuando afirmaba los cielos arriba; cuando afirmaba las fuentes del abismo; cuando ponía al mar su Estatuto, para que las aguas no traspasasen su mandamiento; cuando establecía los fundamentos de la tierra: con El estaba Yo ordenándolo todo, y era su delicia de día en día, teniendo solaz delante de El en todo tiempo. Me regocijo en la parte habitable de su tierra, y mis delicias son con los hijos de los hombres. Ahora, pues, hijos, oídme y bienaventurados los que guardan mis caminos. Atended el consejo, y sed sabios, y no lo menospreciéis. Bienaventurado el hombre que me escucha, velando mis puertas cada día, aguardando a los postes de mis puertas. Porque el que me halle, hallará la vida y alcanzará el favor de Jehová. Más el que peca contra mí, defrauda su alma; todos los que me aborrecen aman la muerte.” (Proverbios 8:26 al 36)

Los términos Padre e Hijo por definición, indica la existencia de uno antes que otro, esto fue el entendimiento del pueblo Israelita. En el libro de Proverbios leemos: “¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre y el nombre de su Hijo, si sabes?” (Proverbios 30:4)

El nuevo testamento una y otra vez nos afirma que el hecho que Jesucristo fue engendrado por su Padre antes que el mundo fuera hecho. “Juan [quien fue 6 meses mayor que Jesús] testificó acerca de El [Jesús] y clamó diciendo, Este es de quien yo decía el que viene, después de mí, es antes de mí predilecto 1096 [llega a ser venir a existencia*] porque era primero que yo” (Juan 1:15) “Este es aquel de quien yo dije, después de mí viene un varón el cual es antes de mí predilecto 1096 porque era primero que yo.” (Juan 1:30)

Jesús dijo: “Pues el Padre mismo os ama porque vosotros me habéis amado, y habéis creído que Yo salí 1831 de Dios. Salí 1831 [salir de físicamente, proceder de ser nacido de*] del Padre y venido 2064 [venir de un lugar a otro*] al mundo, otra vez dejo al mundo, y voy al Padre.” (Juan 16:27, 28) Jesús fue nacido del Padre antes que el mundo fuera hecho, mucho después El vino en el mundo.

Jesús entonces les dijo a los Fariseos, “Si vuestro Padre fuese Dios ciertamente me amarías porque Yo de Dios he salido 1831 y he venido; pues no he venido de mí mismo sino del que me envió.” (Juan 8:42)

Jesús oraba a su Padre, “ahora han conocido que todas las cosas que me has dado, proceden de Ti; porque las palabras que me distes les he dado y ellos la recibieron, y han conocido verdaderamente que salí 1831 de Ti, y han creído que Tú me enviaste.” (Juan 17:7, 8)

Los discípulos oraron que Dios haría milagros “mientras extiendes tu mano para que se hagan sanidades, y señales y prodigios mediante el nombre de Tu Santo Hijo Jesús.” (Hechos 4:30) Jesucristo es literalmente el Hijo de Dios. El no fue tan sólo llamado el Hijo de Dios desde que nació en Belén.

Jesús dijo a sus discípulos, “Habéis oído que Yo os he dicho: voy y vengo a vosotros. Si me amarais, os habría regocijado, porque he dicho que voy al Padre; porque el Padre mayor 3187 [mayor de, anterior*] es que Yo.” (Juan 14:28) La palabra Griega meizwn que fue traducida mayor en este verso es traducida mayor de, antiguo, en Romanos 9:12. “Se le dijo: El mayor 3187 servirá al menor.” (Romanos 9:12) Aquí la definición es de la palabra Griega que fue traducida mayor, “mayor de que (literalmente o figurativamente específicamente en edad).” (Diccionario Griego Strong’s) Aquí tenemos plena evidencia que el Padre es antes que el Hijo o más viejo o mayor en edad que su Hijo. No se necesita ser sabio para figurar algo que es tan sencillo para un niño de entender. Preguntándole a su niño “¿quién es mayor tú o yo?” estoy seguro de que él le dará la respuesta correcta.

¿No dice la Biblia que el Padre y el Hijo son uno?

Ciertamente el Padre y el Hijo son uno, pero ¿cómo es que son uno? ¿son ellos la misma persona?

Jesús oró a su Padre diciendo, “la gloria que me distes, Yo les he dado para que sean uno así como nosotros somos uno.” (Juan 17:22) Jesús oró que sus discípulos puedan ser uno en la misma forma que El es uno con su Padre. Jesús no se estaba figurando un discípulo con doce cabezas, ni es El una parte de Dios en tres, o de tres en un Dios, El se estaba figurando doce discípulos quienes están unidos en el mismo pensamiento, en la misma forma que el hombre llega a ser la misma carne con su mujer idónea maritalmente. Aunque puedan estar separados por muchas millas los dos; aun ellos son uno en metas, objetivos, deseos, anhelos.

¿Qué acerca de Isaías 9:6, donde el Hijo de Dios es llamado Padre?

Este verso es muy interesante, y es usualmente usado para probar que Cristo es el Padre en la trinidad. Sin embargo cuando vemos de cerca el verso encontramos que este verso en ninguna forma soporta una doctrina trinitaria. “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre admirable, consejero, Dios fuerte, Padre eterno 5703 [para siempre “de tiempo futuro”&] Príncipe de paz.” (Isaías 9:6) ¿Es Cristo el Padre? Si es así ¿cómo puede El ser el Hijo? Y si El es ambos, Padre e hijo, como puede haber una trinidad, porque una trinidad es tres individuos. Este verso obviamente no esta soportando una doctrina trinitaria.

Jesús es referido como un Padre. ¿Un Padre de quién? De los hijos que su Padre le dio. Refiriéndose a Cristo Pablo manifestó, “Y otra vez: yo confiaré en El y de nuevo he aquí, yo y los hijos que Dios me dio.” (Hebreos 2:13)

En Isaías 9:6, Cristo es llamado eterno, lo que es apropiado, desde que El será para siempre. El es llamado Padre, no de El mismo más si de los hijos que Dios le ha dado a El.

Note también que Isaías 9:6 dice que “su nombre será llamado… Dios fuerte [o poderoso].” Algunos podrán usar esta frase para dar por entendido que Cristo es el Dios supremo. Esto podría ser un buen argumento si el verso se referiría a Cristo como el Dios Todopoderoso, como sea se usa el término Dios fuerte or poderoso. Leemos de hombres poderosos pero nunca de hombres todopoderosos. Esto ciertamente es apropiado a referirse al Hijo como fuerte poderoso, porque El es poderoso. Y también es apropiado referirse a El como Dios, porque el Dios todopoderoso se refiere a El mismo, como su Hijo como Dios en Hebreos 1:8, 9. Por lo tanto los términos Padre eterno y Dios fuerte, poderoso pueden ser bien aplicadas al Hijo de Dios.

¿Qué acerca de Apocalipsis 1:8? ¿No es Cristo llamado el Todopoderoso?

“Yo soy el alfa y el omega, el principio y el fin, dice el Señor, el que es y el que era, y que ha de venir, el Todopoderoso.” (Revelación 1:8) La palabra Griega que fue traducida “Todopoderoso” en este verso es pantokrator, que esta formada por la combinación de la palabras Griegas pas y kratos. Pas significa “todo”, y kratos significa “poder”. Jesús declaró, “Toda potestad [poder] me es dado en el cielo y en la tierra.” (Mateo 28:18) Jesús dijo que “toda potestad [poder]” me ha sido dada. Por lo tanto El ahora tiene toda poder y el término “Todopoderoso” puede ser bien aplicada al Hijo de Dios. Sin embargo esto no indica que El es el Ser Supremo Dios, porque el Dios Ser Supremo es el que le dio a Cristo toda poder.

Cristo nunca es referido como el Dios Supremo. El nunca es referido como el único Dios verdadero. El nunca es referido como el Antiguo de Días. El nunca es referido como el Dios del Padre. El Padre es como quiera que sea el Dios de nuestro Señor Jesucristo. “Para que el Dios de Nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os de espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de El.” (Efesios 1:17)

La Biblia claramente hace una distinción entre el Ser Supremo del Universo y su Unigénito Hijo.

¿Cuántos Dioses hay?

Pablo manifestó, “para nosotros sin embargo sólo hay un Dios, el Padre, del 1537 [que viene de, de*] cual proceden todas las cosas y nosotros somos para El; y un Señor Jesucristo por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de El.” (1 Corintios 8:6)

Como te puedes haber figurado por ahora, el testimonio de las Escrituras acerca de Dios completamente desaprueba la doctrina de la trinidad. Esta doctrina como es manifestada por muchas iglesias, enseña que hay tres mutualmente iguales (igual en cada respecto y estilo), coeterno (de la misma edad) omnisciente (que sabe todas las cosas) omnipotente (que todo lo puede, todopoderoso) dioses, quienes no son tres dioses más uno solo. No se necesita ser un genio para figurarse que esta idea no tiene sentido del todo. De esta manera los propagadores de este rótulo de doctrina con la palabra misterio, manifestando que nosotros nunca podremos entenderla. De esta forma Satanás a engañado a muchas personas en creer esta falsedad sin chequear por nosotros mismos. Nosotros debemos ser como los nobles Bereanos a quien Pablo escribió acerca. “Y estos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las escrituras para ver si estas cosas eran así.” (Hechos 17:11)

La Biblia revela claramente el carácter y muchos de los atributos de Dios, el Padre, y su Hijo Jesucristo. Como sea es revelado en la escritura que somos libres y requeridos a examinar completamente. Porque las cosas invisibles de El, su eterno poder y deidad se hacen claramente visibles, desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusas.” (Romanos 1:20) Nosotros estamos sin excusas si desdeñamos tan francas enseñanzas de la palabra de Dios.

No nos convirtamos en una de esas que rechaza la sabiduría, porque las escrituras manifiestan claramente que si hacemos esto Dios nos rechazará. Mi pueblo fue destruido, porque le falto conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también Yo me olvidaré de tus hijos.” (Oseas 4:6)

Con la idea de los tres dioses en uno, el plan de redención es frustrado con tantas innecesarias contradicciones. El hecho que Dios nos amó tanto que nos dio a su Unigénito Hijo ha sido ocultada por esta doctrina trinitaria. Con esta idea el Dios Padre nunca arriesgó nada en darnos a su Hijo porque ellos demandan que Cristo no pueda posiblemente haber pecado, de esta manera nada podría haber estado expuesto. También desde que Dios no puede morir, Cristo no pudo haber sido expuesto a morir bajo ninguna circunstancia. Sin embargo Jesús dijo, Yo el que vivo, y estuve muerto.” (Revelación 1:18) Si Cristo no murió nuestra fe es en vano; “y si Cristo no resucitó [de los muertos], vuestra fe es vana; aun estáis en vuestros pecados.” (1 Corintios 15:17)

Dios nos amó tanto que El dio, cedió a su Unigénito para que nosotros podamos reconciliar en El. “El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos vosotros, ¿cómo no nos dará también con El todas las cosas?” (Romanos 8:32) Dios nos ama muchísimo.

Por favor note una cotización muy interesante de un antiguo autor cristiano: “Para creer esa doctrina [la trinidad], cuando leemos las escrituras debemos de creer que Dios se envió El mismo a la tierra, murió para reconciliar el mundo con El mismo, se resucitó El mismo de los muertos, ascendió El mismo al cielo, pidió ante El mismo en el cielo a reconciliar al mundo con El mismo y El es el único mediador entre el hombre y El mismo… debemos de creer también que en el jardín [Getsemaní] Dios oró a si mismo a dejar pasar la copa de El mismo y otras miles de cosas absurdas.” (J. N. Loughborough, Review and Herald, volumen 18, página 184, Noviembre 5, 1861)

Hay muchas cosas que son duras de entender en las Escrituras, pero esté seguro que Dios nunca nos requiere a creer imposibilidades. Aquellos que mantienen la doctrina de la trinidad están seguramente adorando a otro Dios como estuvieron los siervos de Baal haciendo esto ellos están posiblemente ignorando, rompiendo el primer de los 10 mandamientos.

¿Qué acerca de 1 Juan 5:7?

“Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno.” (1 Juan 5:7) Hay una interesante historia detrás de este verso que puede ser dicho en no otra porción de la Biblia. La parte en este verso citado en negrita no pertenece a las escrituras y este hecho es comúnmente conocido y dejado fuera en la mayoría sino en todas las nuevas versiones.

Clarke dice, “fuera de 113 manuscritos el texto es falto en 112. Y no ocurre en ningún manuscrito antes del siglo 10 y el primer lugar que ocurre en el texto en Griego es en la traducción Griega de los hechos del concilio del Lateran ocurrido en 1215 A. D.” (Comentario sobre 1 Juan 5 y remarca al finalizar el capítulo).

“Es ahora generalmente sostenido que este pasaje llamado el Gomma Johanneum, es una apariencia falaz insinuada dentro del texto del Latín antiguo y Vulgata en una fecha anterior que se introduce en el texto Griego solo en la siglos de 15th y 16th ” (Comentario católico de las Sagradas Escrituras, Thomas Nelson e hijos, 1951, página 1186)

El grandioso amor de Dios

Dios nos ama mucho y El ha demostrado ese amor en la más asombrosa forma dando a su Unigénito Hijo. Su Hijo era su más preciosa posesión que El tenía en el universo entero, sin embargo El de buena voluntad cedió, entregó a su Hijo por nosotros. Eso es un ¡amor asombroso! “El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros. ¿Cómo no nos dará también con El todas las cosas?” (Romanos 8:32)

Dios quiere que lo amemos con todo nuestros corazones. Nosotros amamos a Dios en proporción en cómo vemos su amor por nosotros. “Nosotros le amamos á él, porque él nos amó primero.” (1 John 4:19) El amor de Dios fue manifestado por El dando algo – Su Unigénito Hijo – . Nuestra percepción del amor de Dios depende sobre el valor del regalo que El dio por nosotros. Si Dios hubiera meramente dado un animal por nuestra salvación nosotros veríamos a Dios como un amoroso y bondadoso pero sólo en una forma muy limitada desde que El sólo estuvo dispuesto a dar un animal por nosotros.

Lo más apreciado es el regalo que Dios pudo dar por nosotros, lo más podremos nosotros apreciar el amor de Dios por nosotros y lo más de amar a Dios a cambio. Si Dios hubiera dado algo menos que su Unigénito Hijo, nuestro entendimiento que el amor de Dios sería limitado, por lo tanto nuestro amor por Dios sería limitado. Desde el jardín del Edén Satanás ha buscado que convencer a la gente de que Dios no es un Dios amoroso, bueno y benigno como dice ser. Satanás sabe que si él puede convencer a la gente de que Dios no dio en realidad a su Unigénito Hijo entonces la gente no amará a Dios a cambio como de ellos esta requerido.

Satanás ha escogido de convencer a la gente que Jesucristo no es en realidad el Unigénito Hijo de Dios así convencerlos que Dios en realidad no dio su Unigénito Hijo. Satanás sabe que si puede convencer a la gente en este principio él mantendrá control sobre ellos.

Juan declaró, “¿Quién es el que vence al mundo, sino que el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?” (1 Juan 5:5) Mis hermanos, vamos diligentemente a considerar las declaraciones Bíblicas concernientes al Hijo de Dios y rechacemos a aceptar enseñanzas cuales no están fundadas sobre las escrituras. Pablo temía que los cristianos serían engañados en recibir otro Jesús uno que no es el Hijo de Dios. “Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo. Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u otro Evangelio que el que habéis aceptado, bien lo toleráis 430 [tener paciencia con, ser indulgente con*].” (2 Corintios 11:3, 4)

Pablo nos exhortó no aceptar otro Jesús o otro Evangelio, porque él sabía que habrían hombres quienes vendrían a tratar de convencernos de aceptar otro Jesús que el que es enseñado en las Escrituras. Mis amigos, la preocupación de Pablo ha sido cumplida por medio de la enseñanza conocida como la doctrina trinitaria. Con esta enseñanza, pretenden que el Hijo de Dios no es en realidad el Hijo de Dios pero que El tan solo estaba jugando un papel o actuando como si El fuera un hijo. Esta idea niega la relación de Padre e Hijo, cual es tan vital en nuestra experiencia cristiana. “¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es anticristo, porque él niega al Padre y al Hijo.” (1 Juan 2:22)

Nunca a habido tan grande manifestación del amor de Dios que la que El nos dio su Unigénito Hijo por un mundo de pecadores perdidos. “En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo Unigénito al mundo. Para que vivamos por El. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que El nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados.” (1 Juan 4:9, 10) Alabemos a Dios por tan maravilloso amor.

Yo oro que Dios los bendiga en el estudio de estos asuntos para ustedes mismos. “Examinadlo todo; retened lo bueno.” (1 Tesalonicenses 5:21)

 

También te recomendamosclose