Adán y Eva, La Ordenación de la Mujer y la Doctrina de la Trinidad

Adán, Eva, la Ordenación de la Mujer y la Doctrina de la Trinidad

Por Henry Méndez Pérez

(Basado en el Tema por Nader Mansour: Adan, Eve and the Trinity)

En la historia de Adán y Eva hay muchas cosas que todavía no hemos comprendido. Interesantemente, muchos temas de debate actual tienen su respuesta en esta excitante historia. En Salmo 19:1-3 se nos dice que la creación declara o revela quién es Dios mientras que Romanos 1:20 nos dice ésta nos enseña acerca de la Deidad. Aun aquellos que no tiene Biblia pueden conocer quién y cómo es Dios.

De todo lo que Dios creó, solamente Adán y Eva tenían la imagen y semejanza divina. De esta forma, si queremos saber cómo es Dios, nadie en la tierra lo puede revelar mejor que la primera pareja que Dios formó al final de la creación.

La primera carta a Timoteo 2:13 nos señala que Adán fue primero. ¿Te has preguntado alguna vez por qué Dios lo hizo de esa forma? ¿Podía Dios crear a los dos al mismo tiempo? El hecho de que el Creador formara a Adán primero, ¿tiene algo que ver con nosotros que vivimos en los últimos días de la historia de este planeta?

En primera de Corintios 11:3 se nos dice que el hombre es la cabeza de la mujer de la misma forma en que Cristo es la cabeza del varón y el Padre la cabeza de Cristo. ¿Por qué creó Dios a Adán antes que a la mujer y lo puso como cabeza de la misma? Primera de Corintios 11:10 nos da una extraña respuesta al decir que fue simplemente “por causa de los ángeles”. Extraña respuesta, ¿cierto?

Para poder entender la respuesta de Pablo debemos analizar un poco el asunto de los ángeles ya que por causa de ellos es que Dios creó al hombre primero y lo puso como cabeza de la mujer. Lucifer tenía un problema en el cielo al revelarse contra Dios y hacer creer a los ángeles que en el cielo todos eran iguales y no había razón para exaltar a Cristo, el Hijo de Dios, por sobre todos los demás seres.

Aun cuando Satanás y la tercera parte de los ángeles que se unieron a su rebelión fueron expulsados del cielo, los que quedaron allá tenían dudas con respecto a todo lo que había sucedido. Dios, en su infinita misericordia, decidió aclarar muchas de las dudas a través de la creación de Adán y luego de Eva.

Entonces, y según lo relata Génesis 1:26, El Padre le dijo a su Hijo “hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza”. La imagen no solamente incluía la apariencia física sino que además reflejarían la relación que existe entre el Padre y el Hijo. Adán sólo no podía reflejar la imagen y por lo tanto Dios crea dos seres que reflejarían muchas de las características que Él y su Hijo poseen.

La sierva del Señor en el libro la Educación, página 15, dice lo siguiente: “Cuando Adán salió de las manos del Creador, llevaba en su naturaleza física, mental y espiritual, la semejanza de su Hacedor.” Luego en el Conflicto de los Siglos, página 702, nos enseña: “Al principio, el hombre fue creado a la semejanza de Dios, no sólo en carácter, sino también en lo que se refiere a la forma y a la fisonomía.”

Analicemos algunas de las características que el Padre y su Hijo comparten y que Dios se las estaba enseñando a los ángeles a través de la creación de Adán y de Eva. Según Génesis 2:7 el hombre fue formado del polvo de la tierra más el aliento de vida; un componente físico y uno espiritual. Filipenses 6:2 y Juan 4:24 nos muestran que nuestro Creador posee esas mismas características ya que Él posee una forma y además es Espíritu.

Una vez que Adán fue creado, Dios le asigna su primera tarea. Génesis 2:19 nos dice que esta consistía en dar nombre a todos los seres que Él había creado, incluyendo a su mujer. De esta forma Adán está representando la posición del Padre ya que Efesios 3:14 y 15 nos dice que el Padre dio nombre a toda la familia del cielo y de la tierra.

Salmos 8:6 nos dice que Dios le dio dominio a Adán sobre todas las cosas que Él creó. Adán era el rey de la tierra así como Éxodo 15:18 nos muestra que Jehová es el Rey del Universo. Los ángeles contemplaban en Adán una miniatura de lo que había sucedido en el cielo. Fue por esa razón que Dios tomó la caída de Adán y no de Eva como la que trajo toda la desgracia a la humanidad.

Génesis 2:21 y 22 nos muestran que Dios no formó a Eva de la nada sino que la creó a partir de una costilla de Adán. La palabra “creada” que se utiliza para Eva, no existe de esta forma, en ninguna otra parte de la Biblia. Dios tenía una razón para su actuar ya que los ángeles estaban mirando y Dios les estaba enseñando la forma en que su Hijo Unigénito había salido del Padre en algún momento en la eternidad. Aun cuando Eva existió después de Adán, poseía la misma naturaleza. Así, aun cuando el Hijo existió después del Padre, posee la misma naturaleza del Padre.

Refiriéndose al momento en cuando el Hijo de Dios fue engendrado por su Padre, el libro de Proverbios 8:22 en adelante nos dice que antes que los montes, los abismos y los collados existiesen, Él fue engendrado. De la misma forma en que Eva salió de Adán, el Hijo salió del Padre y por ser el Hijo de Dios el libro de Hebreos 1:3 nos dice que Él es “la expresa imagen de Dios”. Para que Jesús sea igual a su Padre no tiene que existir desde el mismo momento que existe su Padre así como para que Eva tuviese la misma naturaleza de Adán no tenía que existir desde el mismo momento que Adán.

Génesis 2:24 nos dice que Adán y Eva estaban unidos ya que eran de una sola carne. Juan 17:21 nos señala que el Padre y el Hijo están unidos por el mismo espíritu. 1 Corintios 6:17 dice que cuando nosotros nos unimos con Cristo llegamos a ser un espíritu con Él y esto es lo que nos da la capacidad de vivir una vida perfecta, Amén.

Génesis 3:20 nos dice que Eva es la madre de todos los vivientes, mientras que Colosenses 1:15 y 16 dice que todo fue creado por Jesucristo. Acá quiero hacer un paréntesis para aclarar que Dios no nos hizo a su imagen y semejanza en el sentido de géneros. Es por el contrario, una imagen en cuanto a nuestra relación y el rol que desempeñamos en el maravilloso plan de Dios.

En el libro de Efesios 5:23 y 24 se nos dice que al igual que Cristo es la cabeza de la iglesia, que el marido es la cabeza de la mujer. ¿A cuantos de nosotros nos molesta que Cristo sea la cabeza de la iglesia? La sencilla razón es que Cristo nos ama y dio todo por nosotros. Si los maridos amamos a nuestras esposas y lo damos todo por ellas, estoy seguro que a ellas no les molestará que nosotros seamos sus cabezas.

Apreciados lectores, nuestros hogares tienen el propósito de mostrar a los ángeles una imagen en miniatura de lo que ellos ven en el cielo. ¿Qué están viendo los ángeles en nuestros hogares? ¿Lo mismo que ellos están acostumbrados a ver en el cielo? ¿O por el contrario les molestará venir a nuestras casas porque lo que ven es totalmente diferente al propósito original de Dios? Dios creó a la familia para que los ángeles entendieran la relación que existía entre ellos dos. La familia es, además, uno de los testigos más fuertes para predicar el evangelio. ¿Comprende ahora el ataque agresivo que satanás tiene en contra de la familia?

La misión de la mujer es representar a su marido así como la misión de Cristo es representar a su Padre. La responsabilidad del hombre es proveer todo lo que se necesita en la casa así como nuestro Padre es el proveedor de todo lo que necesitamos. Los ángeles nos observan en todo momento, ¿Qué observan en las mujeres y los hombres que profesan ser parte del pueblo escogido por Dios?

Según el último texto que citamos, la cabeza de la iglesia es Cristo y sigue siendo Él. Nadie más que Cristo es la cabeza que dirige este cuerpo. Los pastores (hombres) son las personas que Dios escogió para que estuvieran al frente de su pueblo. Esto no se trata de un asunto de machismo, de poder o de autoridad. Es simplemente la forma en como Dios lo estableció. 1 Timoteo 3:2 al 4 dice que el obispo o pastor debe tener una sola esposa y que como hombre debe ser la cabeza.

Además dice que sus hijos deben estar sujetos a él. Hoy en día, sin embargo, hay hijos rebeldes que no se sujetan a los padres. ¿Dónde creen ustedes que ellos aprenden esa rebeldía? Si la madre quiere asumir el rol de cabeza del hombre, los hijos observan esa actitud de rebeldía y también se vuelven rebeldes.

Con la idea de la ordenación de la mujer alteramos y degradamos la imagen del creador y como vamos a ver, tendríamos derecho a cambiar todo el esquema establecido originalmente por Dios. El siguiente diagrama muestra el esquema original de Dios y lo que tendríamos que aceptar si aceptamos la ordenación de la mujer:

Esquema Original Esquema Alterado
Cabeza   Cabeza  
Dios Padre Dios Hijo Dios Hijo Dios Padre
Hombre Mujer Mujer Hombre
Adán Eva Eva Adán
Cristo Varón Varón Cristo
Cristo Iglesia Iglesia Cristo
Hombre y mujer (Matrimonio) Hombre/Hombre – Mujer/Mujer (Matrimonio)

Parece una locura, ¿cierto? La pregunta, sin embargo es, ¿De dónde sale, entonces, la idea de los roles intercambiables? En nuestros días está de moda la idea de que la mujer puede hacer lo mismo que el hombre y viceversa. Tristemente tenemos que aceptar que todo se debe al concepto erróneo que tenemos de Dios. Creemos que Dios está compuesto de tres seres completamente iguales y que por lo tanto son intercambiables.

Veamos algunas citas que prueban lo anterior: “La comisión evangélica demanda que las almas arrepentidas sean bautizadas en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. La bendición apostólica (2 Corintios 13:14) enumera a los tres pero menciona el nombre de Cristo primero. Pablo por lo general coloca a Dios el Padre primero, pero aquí sucede lo contrario. Para mí esto significa la intercambiabilidad de los miembros de la Deidad ya que los tres son uno en acción y propósito. J.R. Spangler, Yo creo en el Dios Triuno, Review & Herald, 21 de Octubre, 1971.”

Veamos esta otra cita: “Pero, imagínate una situación en la que el ser que hemos llegado a conocer como Dios el Padre viniera a morir por nosotros, el que hemos venido a conocer como Jesús se hubiese quedado en el cielo (estamos hablando en términos humanos, para afirmar el punto). Nada habría cambiado, excepto que estaríamos llamándolos con el nombre que ahora usamos para la otra persona de la Deidad. Eso es lo que significa la igualdad en la Deidad. Las Maravillas de Jesús, Cartilla para Adultos, 2do Cuatrimestre, 2008, Autor: Roy Adams.”

Estos tipos de pensamientos son los que están formando a la Iglesia Adventista y cuando se presentan al pueblo, éste dice amén sin el menor cuestionamiento de saber si es verdad o no. ¿Podemos encontrar apoyo en las Sagradas Escrituras o en los escritos del Espíritu de Profecía para tales ideas? Estoy seguro que no.

Creer que Dios es una trinidad nos lleva a aceptar que las mujeres sean pastoras y que sean cabeza del hombre.  1 Corintios 15:28 nos muestra que el Hijo estará sujeto a su Padre por toda la eternidad. Esto es por la sencilla razón de que el Hijo fue engendrado. Los ángeles aprenden a sujetarse al Padre viendo como el Hijo se sujeta.

Apreciado lectores, si Dios es intercambiable, ¿por qué detenerse allí? Si el Creador del universo es un ser que puede intercambiar su rol con su Hijo y con un supuesto tercer individuo, ¿qué nos puede detener para aceptar la ordenación de la mujer? Después de aceptarlo tendremos que aceptar la idea de hombre con hombre y mujer con mujer. ¿Entendemos la gravedad de todo este asunto? Ruego a Dios para que te de sabiduría y puedas comprender la seriedad de todo esto.

Cuando Dios finalizó su obra de creación y luego de haber creado a nuestros primeros padres, dijo Dios “es bueno en gran manera”, Génesis 1:31. No lo había dicho antes. La creación de Adán y Eva era buena en gran manera porque ahora había una representación de la relación que existe entre nuestro Padre y su Hijo Jesucristo. En el cielo no habrá matrimonio ya que el propósito para el cual este fue creado habrá cumplido su propósito. No se desanime ya que Dios tendrá cosas mucho mejores que esas.

¿Se imaginó usted que la creación de Adán y de Eva tenía algo que ver con la ordenación de la mujer y con la doctrina de la trinidad? Espero que al terminar este estudio pueda reflexionar sobre la importancia de su hogar y que medite en lo que su familia le está mostrando al universo. Oro para que usted pueda reflejar la imagen del Padre y que su esposa pueda reflejar la imagen del Hijo y que juntos puedan llegar al cielo y encontrase con la realidad. Que el Padre, el Único Dios verdadero y Jesucristo, su Hijo les bendiga grandemente.

Resumen

Padre e Hijo Adán y Eva
El Hijo sale del Padre (Jn. 8:42; Prov. 8:22-30)

 

Padre es la cabeza de Cristo (1 Cor. 11:3)

 

Familia universal nombrada por el Padre (Ef. 3:14-15)

 

El Hijo es la Imagen expresa por herencia (Heb. 1:13)

 

Son iguales porque los une un mismo Espíritu (Jn. 17:21)

 

Todo creado a través de Cristo (Col. 1:15-16)

 

 

Al Padre y al Hijo los une un mismo Espíritu (Jn. 17:21)

 

El Padre es el Rey del universo (Éx. 15:18)

Eva sale de Adán (Gén. 2:21-33)

 

Hombre es cabeza de la mujer (1 Cor. 11:3)

 

Seres terrestres nombrados por Adán (Gén. 3:19)

 

Eva heredó la naturaleza humana de Adán (Gén. 2:23)

 

Son iguales ya que son una sola carne (Gén. 2:24)

 

Todos los humanos descienden de Eva (Gén. 3:20)

 

A Adán y Eva los unía la misma carne (Gén. 2:24

 

Adán era el rey de la tierra (Sal. 8:6)

También te recomendamosclose